Eliminator: voluntad y poco tiempo.

Con el pasar de los años la comunidad ciclista ha ido en crecimiento, y con ella han aparecido nuevas modalidades de competencia para inyectar a esta disciplina una dosis mayor de aventura y adrenalina.

El Cross Country Eliminator XCE es un nuevo formato de carrera en bici de montaña donde cuatro ciclistas compiten entre sí en un circuito tipo sprint, con tiempos de recorrido sumamente cortos.

Los dos corredores más rápidos participan en la siguiente ronda, mientras que los dos últimos quedan descalificados; estas eliminatorias se repiten hasta que queden solo cuatro competidores que debaten su triunfo en la ronda final.

Este tipo de carrera fue aprobada por la Unión Ciclista Internacional en el 2011; sin embargo, el formato nació en Alemania un año antes durante las carreras de Dalby Forest y Nove Mesto, aun cuando ya se habían realizado pequeñas competencias y exhibiciones no oficiales los fines de semana.

La primera carrera de la Copa Mundial Eliminator tuvo lugar el 13 de abril de 2012 en Houffalize, Bélgica y el ganador fue Brian Lopes de Estados Unidos. El primer campeonato mundial se llevó a cabo el 9 de septiembre de 2012 en Saalfelden, Austria y Ralph Naef fue el campeón.

Imagínate competir contra cuatro ciclistas en una ronda super corta, escalones, saltos, subidas, bajadas, tierra, barro, piedras y mucha adrenalina. ¡Solo tienes una oportunidad para poder sobrepasarlos! Así que el objetivo debe ser mantenerte siempre al tope.

¡Tres asanas para el ciclismo!

Pedalear largos trayectos, salir a correr o meditar, son alternativas que utilizan muchos atletas para desconectarse de la rutina. Los que pasan su vida en dos ruedas al igual que los yoguis, saben que disciplinas como el ciclismo y el yoga son una suma de concentración, armonía espiritual y equilibrio físico/mental

Quien ve dichas prácticas desde afuera, podría decir que no tienen nada en común. Pero, ambas causan un mismo efecto: desarrollan la fuerza ósea y muscular, mejoran la circulación sanguínea, aumentan la capacidad pulmonar, entre otros.

Estas bondades podrían incrementarse si combinamos el yoga con el ciclismo, ya que la primera no es un calentamiento o estiramiento sino el complemento para que tu cuerpo pueda lograr la resistencia que tanto necesitas.

A continuación presentamos 3 asanas que te ayudaran a mejorar tu rendimiento en cada carrera:

  • Adho Mukha Svanasana, Postura Perro Mirando hacia Abajo: Es una extensión completa de la espalda, incluyendo los músculos isquiotibiales Esta pose da a sus pies la atención necesaria al estirar los dedos, tobillo y arcos. Es la pose número uno para ciclistas.

adho-mukha-svanasana

 

  • Uttanasana, Postura Pinza de Pie: Uttana significa extensión, la asana consiste en un doblamiento simple del tronco sobre las piernas hacia adelante que aumentará el nivel de tus estiramientos, esta postura relaja el cerebro, ayuda a liberar estrés, rejuvenece el sistema nervioso y reduce la fatiga.

uttanasana1

  • Anjaneyasana, Postura Luna creciente: es un salto hacia adelante básico con la rodilla del frente doblada, y la pierna atrás recta. Este ejercicio estira el cuádriceps, psoas, pantorrilla, tobillo, pié y flexor de la cadera.

anjeny-e1385556618726

 

Agrega un día de yoga a tu rutina y sigue el orden de estas asanas ¡sentirás el cambio que necesitabas!

Fuente: http://www.inspirulina.com

Yoga: un motor para los runners

El éxito de un runner durante una competencia va más allá de salir a correr, los estiramientos: son el complemento clave en el planning de cada carrera.

Integrar el ejercicio más natural de todos con el yoga garantizará un efecto sinérgico, porque correr  -aunque es una actividad saludable- es un ejercicio apasionante que genera contraindicaciones. El constante impacto del pie contra el suelo disminuye la fibra muscular y con el tiempo puede causar lesiones en: rodillas, tobillos, tendones y zona lumbar

El Yoga es un catalizador para aliviar estas dolencias y canalizar las emociones que se generan durante cada entrega, ya que las posturas a realizar ayudan a recuperar la flexibilidad del cuerpo así como también  a trabajar mente y espíritu.

Sí aún dudas en integrar esta actividad a tu rutina, a continuación presentamos una lista de razones que terminará de convencerte:

  • Las asanas que realices trabajarán áreas no estimuladas durante el running
  • Ganarás simetría corporal.
  • Mejorarás tu postura al correr
  • Aprenderás a controlar la respiración.
  • Ampliarás tu capacidad pulmonar.
  • Lograrás mayor conexión entre tu mente y cuerpo.
  • Las prácticas relajarán tus músculos, ideal para los descansos.
  • Oxigenarás la sangre y estimulas la circulación.
  • Ganarás mayor energía, y
  • ¡Quemarás calorías!

¿Ya estás listo para comenzar?

 

Inhala, exhala y Oṃ

Si has practicado yoga, o has escuchado sobre esta disciplina, seguramente estás familiarizado con el afamado canto Om. Pero, ¿qué significa?

Se sabe que es el canto con mayor popularidad dentro de esta disciplina y, que  incluso personas ajenas al yoga en ocasiones suelen ponerlo en práctica.

El Om es un mantra o vibración, que tradicionalmente, se vocaliza al inicio y al final de cada sesión; este ayuda a alcanzar la combinación físico-espiritual y a separar tu momento de meditación con el resto del día.

Al cantarlo, el sonido vibra a una frecuencia de 432 Hz, la cual es la misma de todo lo encontrado en la naturaleza. Por lo tanto, se considera que el Oṃ es el sonido básico del universo. Cabe destacar que estas vibraciones tienen un efecto sobre el cuerpo: detiene el sistema nervioso, calma  la  mente, disminuye la presión arterial y mejora la salud de tu corazón.

El Oṃ se compone de: A, U, M y un cuarto elemento, el silencio.

El primer sonido, que es el A, se pronuncia como una prolongada “AH”. El segundo es la U, que se articula como una prolongada “oo”. El tercer sonido es M, que se pronuncia  como una larga “mmm” con los dientes delanteros tocándose suavemente. El último, y más importante elemento, es el silencio, porque permite cerrar la puerta del mundo exterior e inclinarnos hacia dentro de nosotros mismos.

Una vez explicado este mantra, dedícate a internalizarlo y a ponerlo en práctica en tus sesiones de yoga o en la vida cotidiana, este te ayudará a conectarte de manera profunda tanto contigo mismo como con tu disciplina. El yoga es vida, y si lo realizas con el alma brindará mayor gratitud a tu ser.

Fuente: http://yogaesmas.com/que-es-om/

CrossFit: un estilo de vida

¡Cien saltos de cuerda! ¡20 sentadillas con un caucho sobre la cabeza! ¡100 flexiones sin parar durante dos minutos! estos son algunos de los ejercicios que hacen los aficionados del CrossFit: un entrenamiento que ha dado mucho de qué hablar. Una tendencia deportiva.

Si bien es cierto, es una disciplina que surge del adiestramiento militar. Sin embargo, no es como muchos lo pintan, pues el límite lo colocas tú mismo.

CrossFit es una marca registrada de la empresa CrossFit Inc, bajo este nombre se origina la  idea  de  unir la resistencia del running, la fuerza de las pesas y la flexibilidad del yoga en una sola disciplina.

El entrenamiento se basa en realizar ejercicios funcionales, es decir, llevar a un nivel más alto esos movimientos que  haces día a día, sumar intensidad e intentar hacer  el  mayor  número de repeticiones en un tiempo determinado.

Los ejercicios comunes que se hacen en esta disciplina son: trote suave, sentadillas, flexiones de pecho, saltar una caja, subir la cuerda, peso muerto, balanceos con pesa rusa (kettlebell) y abdominales. Aunque suene fácil, todo movimiento requiere de técnicas y previa explicación, es por esto que si deseas practicar CrossFit, lo recomendable es que busques un box (así le dicen a los gimnasios donde se practica) que cuente con un entrenador certificado.

Tu coach estará capacitado para corregir las posturas y así evitar una posible lesión, porque en el CrossFit, como en cualquier deporte, si realizas una mala posición ¡puedes lastimarte!  Las sentadillas son el clásico movimiento considerado “fácil” por los espectadores, pero si no lo haces correctamente existen riesgos de generar lesiones en la columna o rodillas.

El entrenamiento consta de tres partes:

  1. El calentamiento, que generalmente dura 15 minutos.
  2. El WOD (Workout of the Day), la parte principal, basado en circuitos de ejercicios básicos.
  3. El enfriamiento, últimos 10 minutos.

Aunque debes anexar una cuarta parte: el estiramiento, este ayudará a que tus músculos reduzcan la intensidad y vuelvan a su estado de quietud después de tanta expansión y contracción. También contribuirá a aumentar tu rango de movimiento, el ritmo deportivo y a disminuir contracturas.

Otra característica de esta disciplina es el ambiente donde se desempeña, en el cual no encontrarás espejos, televisores, ni máquinas de musculación. El box tiende a ser una sala enorme, con el techo más alto de lo normal para poder guindar anillas y cuerdas, con suelos y paredes duros que aguanten la caída de barras y balones medicinales. Por último, el espacio debe ser lo suficientemente amplio para que todos los atletas realicen sus ejercicios simultáneamente.

El CrossFit colabora en tu desempeño individual, y fomenta el trabajo colectivo pues los mismos atletas se animan entre sí. Traza metas sensatas a corto y largo plazo así verás cómo te superas en cada WOD. El límite lo pones tú. Entonces, ¿te animas a formar parte de este entrenamiento?

Chequea este entrenamiento

Fuente: http://transformer.blogs.quo.es

 

¿Eres corredor? Descubre cómo debes alimentarte

Para entrenar para una carrera de larga distancia, de 5 km en adelante, debes tener disciplina y perseverancia, pero la nutrición es un factor muy importante dentro del entrenamiento físico, porque una dieta mala puede desencadenar dificultades al correr.

Para optimizar los resultados de tu carrera, debes tener una dieta alta en hidratos de carbono y líquidos, baja en proteínas, fibra y grasas antes de comenzar la carrera.

1. Carbohidratos. En procesos de entrenamiento forzado, el cuerpo utiliza a los hidratos de carbono como su principal fuente de energía, por lo que tu dieta previa a una carrera de 5 km deberá constituirse principalmente por carbohidratos complejos. Deben ocupar entre el 50 y 60 por ciento de la ingesta total diaria del corredor. Granos enteros, harina de avena, pan, cambures, pastas y patatas.

2. Líquidos. Toma mucha agua antes, durante y después de la carrera. Ingerir entre 400 y 600 ml de agua dos horas antes de la carrera, y 3oo ml, 15 minutos antes de la misma. Cada 20 minutos de carrera, para y bebe máximo 200 ml para reponer el cuerpo y evitar la deshidratación.

3. Comidas que debes evitar. No comas alimentos altos en fibra, grasa o proteínas, menos cuando estás a punto de comenzar la carrera ni cuando tengas poco tiempo de culminarla. También debes evitar los dulces y grandes cantidades de azúcar antes del maratón, porque el nivel de azúcar en la sangre puede desajustarse.

Fuente: Tumedico.com

Tips fitness que NO debes seguir

En esto del fitness la verdad es que hay muchos dimes y diretes. Como todo el mundo está buscando la “receta mágica”, se inventan cuentos, muchos se abocan a conceptos que otros niegan, se pelean, se adoran y se contradicen. Es decir, hay de todo.

Como le comenté a una amiga, esto pasa porque muchas personas creen que su sistema, tip o modo de vida son los que realmente sirven y cuando uno es apasionado con las cosas, es fácil caer en el cuento de “esto sirve y todo lo demás no”. Yo creo que lo que hay es escuelas, puntos de vista y como diversos somos, diversos son los caminos para llegar a tus metas.

Lo que sí podemos estar claros es que hay algunos trucos o consejos de dieta/fitness que han estado en el medio por mucho tiempo y no le hacen bien ni al que los creó. En el Huffingtonpost.com hicieron un compilado de los peores tips de dieta que te pueden dar y yo concuerdo en muchos de ellos:

  • No comer grasas para perder grasa: De eso hemos hablado ya aquí en el blog y es un concepto bastante de los 90’s con la fiebre de todos los productos low fat. Y lo que pasa es que lo que se sigue usando en los programas de entrenamiento es evitar las grasas saturadas y grasas trans e incluir grasas poli y monosaturadas como las que se encuentran en las nueces, aceite de oliva, salón, aguacate y algunas semillas. Y de hecho, hasta la visión de grasas saturadas ha cambiado porque para muchos a inclusión de grasas saturadas como las del coco -de cadena media que brindan energía al cuerpo- es una gran adición a la dieta.
  • Comer en porciones durante el día te “despierta” el metabolismo: Muchas personas juraron por este concepto, y de hecho yo misma lo defendí a capa y espada. Pero la verdad es que el comer durante el día varias veces no hace maravillas por tu metabolismo. Pero SI te ayuda a mantener el azúcar de la sangre estable, energía continuada durante el día y menos atracones por estar “muerto del hambre” a la hora de cenar o almorzar.
  • No importa de donde vengan las calorías: Hay muchos que difieren totalmente de este punto, que al fin una caloría de una dona es lo mismo que de una manzana, porque se transforman en azúcar para el uso del cuerpo. Claro que este concepto tiene base pero si quieres llenarte de nutrientes, el origen de la caloría también cuenta. Para mí todo se traduce en energía. Si bien la pasta es un súper buen carbohidrato, me deja más satisfecha y con más energía una porción de arroz integral. Su fibra me ayuda a que los nutrientes se vayan soltando poco a poco en mi cuerpo y además, me ayuda con el número dos (ustedes saben a lo que me refiero).
  • Debes quitarte los carbohidratos: Esta escuela tiene sus seguidores que pueden actuar tan fuerte como una secta. Y si bien cuando te dicen “cortar carbohidratos” en un plan de fitness seguramente se refieren a los refinados -azúcar, harina- que muchos comen en exceso. Pero para un cuerpo sano los carbohidratos son fundamentales. Granos completos, frutas, vegetales y legumbres son buenísimos para tu salud.
  • Subir el consumo de proteína: Este va de la mano con las dietas bajas en carbohidratos. A falta de pan, bienvenido el pollo por así decirlo. Si bien debes buscar un consumo de proteínas que vaya de la mano con tu cuerpo y nivel de actividad, el reemplazar todas tus comidas por proteínas no le hará ningún bien a tu cuerpo. No solo lo estarás privando de otros nutrientes, como la fibra, sino que además pondrás a tu cuerpo en un estado que puede elevarte a elevar tu colesterol y triglicéridos.
  • Quítate el gluten para perder peso: No hay evidencia científica que ligue el gluten con el aumento del peso. El problema está en la cantidad de carbohidratos refinados que comemos, dice el autor del artículo (y yo lo comparto completamente). Quitarte el gluten sin chequear que tengas alguna intolerancia puede llevarte a deficiencias de otros nutrientes. ¿Te sientes mal después de comerte una canilla/baguette entera? Quizás estamos hablando de un problema de porciones y no de intolerancia o alergias.
  • Quema más calorías haciendo ejercicio con el estómago vacío: Aquí también creo que hay algo de leer lo que quiero y dejar de lado los hechos. Efectivamente, el hacer ejercicio cardiovascular en ayunas utiliza la grasa como fuente primaria de energía. Pero para que esto pase, debes trabajar en una zona específica de entrenamiento donde el esfuerzo es relativamente bajo. Esto se traduce en MENOS calorías totales quemadas. Porque si se sube el esfuerzo o el tiempo en esas sesiones, se deja de usar la grasa como combustible y, al no tener otra fuente de energía, tu cuerpo entra en estado catabólico, lo que es perjudicial para tu quema de grasas en general (menos músculo, menos grasa quemada). Y sí, muchos profesionales del fitness lo usan cuando quieren bajar su porcentaje de grasa corporal, pero lo acompañan con otras rutinas mucho más intensas, ya con algo de gasolina en el tanque. Y el hacer ejercicio do sin combustible también hace más difícil que tus sesiones sean intensas y por ende, quemes más calorías totales, que para estar en forma o perder algunos kilos, es quizás lo que deberías buscar.
  • Utilizar la palabra “nunca”: Cuando quieres perder peso claro que es importante controlar lo que comías que digamos, no era lo más adecuado. Si eras un adicto a la pizza, seguramente sabrás por qué tienes esos kilos de más. Pero adoptar esos conceptos de “todo o nada” donde juras que NUNCA comerás esto u otro alimento, sólo te llevará a que en algún momento te desboques frente a ellos. Es mejor incluirlos de manera inteligente en tu dieta. Date espacio para una comida sin culpas y disfrútala. Claro, si estás trabajando por metas específicas lo mejor es que esa comida sea una, luego puedes ceder más. Cuando estás en tu peso, puedes comer tipo 80/20 o 90/10, donde el porcentaje mayor está dedicado a una alimentación más balanceada y tienes otro porcentaje para tus gustos, sean los que sean. Pero no te pongas esos conceptos tan radicales como que nuuuunca vas a comer algo que te gusta. Porque eso te llevará a sentirte mal, frustrado y lleno de remordimientos.

Fuente: Inspirulina